Un bootcamp para mejorar como profesional y crecer como persona

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un bootcamp para mejorar como profesional y crecer como persona

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Alumnos del Bootcamp CTO & Development explican su experiencia

15 semanas de formación, 150 horas… Una experiencia nueva en la que sumergirse, y en la que como en cualquier incio de algo nuevo, se empieza con mucha ilusión. El proceso que viven los alumnos del Bootcamp CTO & Development de GeeksHubs Academy es todo un camino de sensaciones nuevas a vivir y aprendizajes.

Vivimos el proceso de cada alumno de nuestros Bootcamps CTO pero hay algo que nos enriquece muchísimo también y que nos ayuda a la vez a mejorar como formadores, y es saber cómo se sienten al haber terminado, qué expectativas tenían y de qué manera se han cumplido y cómo han vivido personalmente esta etapa de evolución personal y profesional. Es por eso, que nos ponemos en contacto con ellos tras terminar la formación para que nos cuenten sus sensaciones.

Mejorar como profesional y mi networking. No conocía ninguna formación parecida y esa novedad fue una de las claves”

Explica Jonathan Izquierdo, CTO de DAPDA como sus motivos para realizar el Bootcamp CTO de GeeksHubs. Por otra parte, Salvador Moya, Dev Manager de Sewan nos cuenta que buscaba “un enfoque holístico como CTO, de la mano de profesionales referentes en la industria, en la que poder compartir experiencias y conocer todo el abanico de posibilidades de nuestro sector”.

Para Moya, el objetivo era “mejorar mi preparación e incrementar mis capacidades como director de desarrollo, nutriéndome de la experiencia de los profesores de este curso así como de sus técnicas de gestión”.

 

Ahonda en esa meta Izquierdo, ya que “como CTO, hay veces que te sientes “solo”, no existen comunidades que potencien este puesto, tal como ocurre en el campo de la programación. El aprendizaje muchas veces suele ser empírico, y las clases en la que te hablen desde la experiencia como CTO son oro puro”.

Desde esa perspectiva, el curso alcanza las expectativas.

Absolutamente, este curso marcó un antes y un después porque he mejorado como profesional y sobre todo como persona”

Comenta el CTO de la madrileña DAPDA. Comparte discurso el ejecutivo de la firma murciana: “por supuesto, hoy en día la exigencia es tanta que es necesario contar con los máximos conocimientos posibles y, desde la realización del curso he podido poner en práctica mucho de lo aprendido mejorando notablemente en mis funciones tanto de dirección de personal como de los proyectos de mi empresa”.

 

¿Por qué? ¿Cómo?

Adquirí habilidades de oratoria con Roberto Espinosa; Olga Cebrián me enseñó liderazgo de equipos, motivación y de como influir para conseguir objetivos. Recuerdo una práctica en la que tenía que yo tenía que dar una charla y había todo tipo de perfiles, negativos, positivos, pasivos, me enseñó a ver más allá del estado de las personas para alinearlas con un fin común”, reconoce Izquierdo.

Pero no sólo eso, habilidades de management 3.0, mapas de empatía, tipos de personalidad, delegation poker, calidad de software, DDD o arquitectura hexagonal. Y en el ámbito de RRHH, “desde cómo reclutar hasta cómo retener el talento, una de las clases que más me gustaron”, insiste Izquierdo, que también recuerda la clase de Buenosvinos para ser un buen CTO. Precisamente esa ‘formación a medida’ es una de las cuestiones más valoradas por los alumnos. Moya destaca también la “conversación de profesional a profesional” con Carlos Buenosvinos o Marc Oliveras. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR